Blackjack online

Un clásico juego de cartas, muy popular en todo el mundo. Los casinos y los jugadores online no se cansan del blackjack.

Los orígenes del blackjack

El blackjack es en esencia una mezcla de varios juegos de naipes a los que se ha jugado en diversos lugares y en distintas épocas. Su origen se remonta a la antigüedad (al siglo XVIII), cuando fue llevado a América bajo el nombre de "vingt-et-un", lo cual quiere decir "veintiuno" en francés.

Las primeras variaciones del blackjack eran muy distintas del juego que conocemos hoy, principalmente en el tema de los bonos. Al ir desapareciendo estos bonos del juego, el blackjack se fue convirtiendo, poco a poco, en el juego que conocemos hoy en día.

La Gran Depresión de principios de los años treinta en Estados Unidos fue el trampolín que le sirvió al blackjack para establecerse como un juego popular y muy extendido. La causa de esto fue en gran medida la legalización de las apuestas en el estado de Nevada, que buscaba una vía para incrementar sus ingresos estatales.

El blackjack se fue ganando poco a poco un lugar de honor en las mesas de casino de Las Vegas y terminó extendiéndose por todo el país. Lo demás, como dice el proverbio, es historia. El blackjack sigue siendo muy popular en nuestros días, traspasando fronteras y estando disponible para todos gracias al auge de las apuestas en línea.

Glosario

Si bien el blackjack surgió en Francia, ha conservado sus influencias americanas hasta el día de hoy. Esto se refleja en su terminología.
Blackjack: Además de ser el nombre del juego, blackjack también se refiere a la mano que contiene tanto un as como una carta con valor de diez (el propio diez, la jota, la reina o el rey).
Bust/pasarse: Esto es lo que nadie quiere que ocurra. Te pasas cuando tienes un total mayor a veintiuno en una mano, con lo que perderías.

Double down/doblar: El jugador dobla su apuesta inicial, a cambio de retirarse después de recibir una carta extra.
Hit/pedir: El término que se usa para pedir una carta más a la banca.

Holecard/carta del agujero: La segunda carta de la banca, que normalmente permanece boca abajo hasta que todos los jugadores hayan jugado.
Insurance/apuesta segura: Apuesta que le sirve al jugador para cubrir sus posibles pérdidas en caso de que la banca tenga un as. Hay que hacerla antes de que se de la vuelta a la carta del agujero.

Push/empate: Banca y jugador obtienen la misma puntuación.
Soft/mano blanda: Cualquier mano con un as actuando como un once.
Slip/dividir: Es la opción que tiene el jugador de dividir sus dos cartas iniciales en dos manos independientes. Esto puede hacerse solo cuando las dos cartas tienen el mismo valor. Desde ese momento, juegan ambas manos.

Stand/plantarse: La decisión de un jugador de no pedir más cartas.
Surrender/rendirse: La posibilidad que tiene un jugador de rendirse o retirarse durante una mano, recibiendo la mitad de su apuesta inicial. Esto no puede hacerse en todas las mesas de blackjack.

Upcard/carta abierta: La carta de la banca boca arriba.

Normas y desarrollo del juego

El objetivo del jugador en el blackjack es tener una mano que sume un total lo más cercado posible a veintiuno, o un veintiuno exacto, pero sin sobrepasarlo nunca. Las cartas numeradas tienen el valor que indique su número; los ases valen uno u once y las jotas, reinas y reyes siempre valen diez. Un juego de blackjack standard comienza con todos los jugadores haciendo sus apuestas en la mesa, tras lo cual el banquero les reparte dos cartas boca arriba y se reparte dos a sí mismo también: una hacia arriba y otra hacia abajo, conocida como "carta del agujero".Cuando las apuestas están hechas, los jugadores tienen que decidir qué hacer, dependiendo de cómo vean la situación. Si piden, cogen más cartas; si se plantan, se quedan como están; si doblan, doblarán su apuesta y si dividen, repartiran sus cartas en dos manos. Esto solo puede hacerse cuando ambas cartas tienen el mismo valor. Cuando los jugadores han tomado sus decisiones, el banquero levanta sus cartas hasta que, o bien se pasa de veintiuno, o alcanza un valor total de diecisiete o más.

Posibles escenarios en el blackjack

En el juego de blackjack standard, hay tres escenarios posibles. El jugador puede ganar, si tiene una mano mejor que la de la banca; o lo contrario, si el jugador se pasa. Y, aparte, está la opción de que haya un empate entre jugador y banca, en cuyo caso el jugador recibiría su apuesta de vuelta. El mejor escenario para el jugador sería empezar con cualquier carta de valor diez y un as, lo cual recibe el nombre de blackjack.

Estrategias

Los novatos deberían saber cuándo y cómo tomar sus decisiones en el juego, siendo siempre conscientes de los fondos de que disponen y de su mano. Las cartas que los jugadores van sacando deben hacerles ver si deberían seguir o plantarse. Una mano de entre 5-16 justifica pedir más cartas, mientras que una entre 17-21, especialmente cuando se trata de veintiuno, no.
Aquellos a los que se les den bien las matemáticas pueden intentarlo con estrategias de conteo de cartas y otros elementos durante el juego, aunque no es recomendable para principiantes y solo debería hacerse una vez que el jugador domina las primeras nociones y tiene algo de experiencia en el juego.

Consejos

Ten en mente estos consejos básicos para que tu experiencia con el blackjack resulte placentera, a la vez que mejoras tus destrezas:

  • Como norma general, respeta siempre el protocolo de la mesa. Sé paciente, especialmente cuando es el turno de la banca. Sé educado y, normalmente, hazlo todo con buenos modales.
  • Pasa el rato con solitarios de blackjack sin jugarte dinero, como versiones demo del juego, etcétera. La práctica hace al maestro.
  • Sé consciente de las posibilidades que te ofrece tu casino online para el blackjack. Los distintos casinos tienen sistemas variados, elige cuál te conviene más.
  • Juega cuando estés en tu mejor momento. O sea, cuando estés concentrado, despierto y preferiblemente de buen humor. ¡No es nada recomendable jugar al blackjack como vía de escape para la ira o demás sentimientos negativos! Tomarás malas decisiones y estarás arriesgando tu dinero.
  • Céntrate en ti mismo y te obsesiones con lo que el resto de jugadores estarán haciendo. Fijarte en el resto solo hará que te estreses y que no te centres en tu propia mano.
  • Sumérjete en la cultura del blackjack: hay innumerables libros y películas sobre este juego. Puedes encontrar muchos manuales para mejorar tu forma de juego o ver clásicos del cine como 21, Rain Man, Casino o Croupier.
  • Recuerda que siempre debes jugar responsablemente. No olvides el hecho de que la casa siempre tiene ventaja.

Ver también

¡Sí! Quiero más información sobre bonos exclusivos, promociones y noticias.